martes, 10 de febrero de 2009

Matapalabras,


Acompaña a las palabras en el camino de salida. Cinoc es "matapalabras":

"Trabajaba en la actualización de los diccionarios Larousse. Pero, mientras otros redactores se dedicaban a la búsqueda de voces y significaciones nuevas, él, para dejarles sitio, debía eliminar todas las palabras y acepciones que habían caído en desuso."

Georges Perec, La vida instruciones de uso

Para dejarles sitio, como si se hiciese impracticable vivir entre tanto cuerpo callado, entre tanto muerto. Y el diccionario de la RAE, así Kowalski, aún conserva en sus entradas -es su trabajo en la vertiente embalsamadora, supongo- las acotaciones ant. -antiguo, anticuado, anterior a 1500-, desus. -desusado, anterior a 1900-, y p. us. -poco usado, puede que alguna vez desde 1900 pero, desde luego, no en los tiempos que corren- como sendas lápidas para que uno, en las fechas señaladas, pueda ir a ver a los abuelos, para que uno pueda incluso, dado el caso, ejercer el insigne oficio de ladrón de tumbas, de despiertamuertos. Legiones de Cinocs procesando textos y escuchando alcobas, listos para dar la voz de alarma respecto a la conveniencia de añadir un p. us. a la voz "refocilar", porque, desengañémonos, eso no está ya en las voces de los hombres y ya nadie goza de ese modo, al menos, desde 1900.

Después de cincuenta y tres años dedicados a la sepultura, Cinoc se ha jubilado.

"Había hecho desaparecer cientos y miles de herramientas, técnicas, costumbres, creencias, dichos, manjares, juegos, apodos, pesos y medidas; había borrado del mapa decenas de islas, centenares de poblaciones y ríos, millares de cabezas de partido; había relegado a su anonimato taxonómico centenares de tipos de vaca, especies de pájaros, insectos y serpientes, peces un poco especiales, variedades de moluscos, de plantas no del todo idénticas, tipos particulares de frutas y verduras; había hecho desvanecerse en la noche de los tiempos a cohortes de geógrafos, misioneros, entomólogos, Padres de la Iglesia, literatos, generales, Dioses y Demonios."

George Perec, La vida instrucciones de uso

Y, como si Cinoc hubiese sido consciente de una herencia malversada, así Kowalski, un buen día emprende el camino contrario y acompaña a las palabras en el viaje de regreso. No es una recuperación sistemática. Es una recuperación que pretende revivir significados, así Kowalski, y entonces sólo es posible practicarla a condición de que uno, Cinoc, se encuentre en la situación de ser aún hablado por las voces muertas, así Cinoc.


Nota: De algún modo vago, toda esta historia vive entre la acepción tercera y cuarta de la voz "curioso, sa" del diccionario de la RAE.


6 comentarios:

Víctor N. dijo...

GRACIAS

B.J. Turner dijo...

...y justo es dar a cada cual lo que le corresponde...

Hablamos.

frequentflyer dijo...

"Ahora puedo ver reconocidas tus palabras como atraídas por mi voz, lo que estoy dispuesto a aceptar como un significado nuevo y particular que emana de la compañía y la amistad en nuestras conversaciones. Entonces la escritura, aquí, se conjuga en la forma de la invitación y del encuentro, de la sugerencia y la satisfacción; y la repetición de la escritura como la renovación del ejercicio de heredar nuestras propias conversaciones en la manera de sentirse invitadas y de sentirse encontradas y por ello respondidas, en esta comunidad, todas estas nuevas voces." Eso es.

Mujer Poliédrica dijo...

Esto me recuerda al entrañable Don José de "Todos los nombres", trabajador del registro que se encargaba de apuntar las defunciones y tenía la particular labor de mantener el archivo de los vivos libre de muertos, así que cada defunción apuntada significaba dirigirse al archivo, buscar la carpeta del susodicho, sacarla y llevarla a otro cuarto, el archivo de los muertos...

Largas conversaciones (no estoy segura de si eran del tipo a revivir por Kowalski) tenía Don José con el techo de su casa...quizá en una de esas podría intercambiar opiniones con el también entrañable Cinoc.

Un abrazo.

Jan Kowalski dijo...

A vosotros, a quién si no, comentaristas:

frequentflyer, me citas íntegro pero no consigo entender tu apropiación de mis palabras porque la apelación casi sacra al amén final encierra mis expresiones casi más que las comillas. Me utilizas como encriptado y apuntando a la oscuridad. Me gustaría poder oir tu voz como en comentarios anteriores.

Mujer poliédrica, me gusta que en tus palabras traigas lecturas y lecturas de ese calibre. Casi inconscientemente tus sugerencias resuelven tus dudas sobre mis intenciones pues hay, en la noción de heredar, una fuerte acepción de sugerir (lecturas, expresiones, variaciones de voces y tonos, etc.) También una actitud de no querer "estar libre de muertos" a no ser que se trate de un obrar, nosotros, esa liberación (¿terapia?).

Un saludo a todos.

PD.- No hay palabras aquí para usted, señor Turner. Pues sabe muy bien que todas las mías son, ahora, todas las nuestras.

Mujer Poliédrica dijo...

Jan,

Me ha gustado tu asociación de obrar propio de liberación como un "estar libre de muertos", con la terapia.

Una de mis concepciones de la terapia se refiere al proceso de "morires y naceres" dentro del individuo, lo cual puede interpretarse pessoanamente apelando a sus heterónimos...

un saludo